¿Qué hacer?

Si crees tener algún problema auditivo debes acudir a un/una doctor/a especialista otorrinolaringólogo/a. Este/a es el encargado/a de revisar el oído y determinar a qué se debe la pérdida auditiva que, muchas veces, puede estar provocada por un tapón de cera, un resfriado u otros problemas leves.

Otra opción es visitar un centro auditivo y hacerte una revisión. Los/as profesionales de la audiología llevarán a cabo una serie de pruebas para valorar tu capacidad auditiva. En el caso de detectar alguna pérdida pueden asesorarte acerca de la ayuda que necesitas para oír mejor.