Síntomas

La mayoría de los casos de pérdida de audición se desarrollan de forma gradual, así que, normalmente, pasa mucho tiempo hasta que descubres el problema y decides ir al médico.

Cuanto más tarde se diagnostica, mayor es la pérdida auditiva, e incluso más difícil resulta prevenirla y adaptarse después a las soluciones.

La pérdida de audición afecta a un gran número de personas alrededor del mundo y lo hace de distintas maneras. Además, si no se trata, puede provocar problemas psicológicos como ansiedad, depresión, aislamiento y soledad.

Hay diferentes tipos de pérdida de audición que se experimentan en varios grados y se deben a diversas causas. Pero los síntomas de la pérdida auditiva son básicamente los mismos.

A continuación, te planteamos algunas preguntas para detectar si tienes algún tipo de disfunción auditiva:

  • ¿La gente siempre comenta que el volumen de tu TV o radio está muy alto?
  • ¿Alguna vez no has oído el timbre de la puerta o el teléfono sonar?¿Tienes problemas siguiendo conversaciones en ambientes llenos o ruidosos?
  • Durante las conversaciones, ¿te da la sensación que la gente murmulla o no habla claro?
  • ¿La gente te dice que hablas muy fuerte?
  • ¿Frecuentemente le pides a la gente que repita lo que ha dicho?
  • ¿Tus amigos/as o familia te han sugerido que puedes tener un problema auditivo?
  • ¿En algún momento te ha resultado difícil comprender las palabras de una canción cuando la escuchas en la radio? 

Si has contestado afirmativamente a alguna de estas preguntas, es posible que tengas algún grado de pérdida de audición. Por eso, te sugerimos que realices nuestra prueba interactiva de audición y que, paralelamente, visites a un/a especialista.

En el 90% de los casos de pérdida auditiva, existen numerosas soluciones auditivas para mejorar la comunicación.